Tel: 556 76 46 - Cel: 7 137 92 67 - mvergara@controlpalomas.cl
Presupuesto sin Costo

Enfermedades transmitidas por palomas

La zoonosis o estudio de las enfermedades transmitidas por animales al hombre determinan que el grado de compromiso de cada contagiado varía en función del individuo afectado, su edad, estado inmunitario y a la virulencia del germen, además de la cantidad de microbios a que este expuesto el paciente. Aquellas personas que crían aves están expuestas al contagio de muchas enfermedades por lo que se deben tomar las medidas apropiadas de higiene y manejo de aves que corresponde, puesto que se trata de un vector de contagio y de influencia global, sus consecuencias pueden ser graves sin un adecuado manejo.

Entre los síntomas propios de cada enfermedad se puede mencionar entre otras; diarreas, vómitos, fiebre, toz, septicemia, deshidratación, debilidad, dolor de cabeza, escalofríos, dolor muscular, pérdida de apetito, dolor de pecho, disminución de ritmo cardiaco, convulsiones, delirio, coma, daño pulmonar, etc. Los organismos infecciosos son excretados en las deposiciones y secreciones nasales de las palomas.

Los organismos infecciosos sobreviven ya secos lo que facilita la diseminación oral y permite la transmisión de la enfermedad a través de la ropa o equipos contaminados. Algunas enfermedades se transmiten de ave a ave, heces a ave y ave a humano, pudiendo contagiar un humano a otro gracias a la saliva. Los periodos de incubación de cada enfermedad varía dependiendo de cada tipo pudiendo ser de 10 a 15 dias aproximadamente, entre los que pueden contraer este tipo de enfermedades se encuentran; perros, gatos, Bovinos, caballos y varios otros mamíferos.

La transmisión de enfermedades de aves al ser humano es baja, pero los niños y ancianos presentan la mayor incidencia. Muchas de estas son transmitidas por ingestión o por contaminación de material fecal, la prevención de ellas simplemente involucra una higiene adecuada. Las infecciones en las palomas se presentan usualmente de manera gastrointestinal y al defecar el excremento contiene grandes cantidades de gérmenes que al secarse se convierten en focos de infección al ser barridos o transportados por el viento y la lluvia.

Además de las enfermedades propias que ya analizaremos, es posible distinguir la presencia de ectoparásitos que acompañan a las palomas depositándose usualmente entre su plumaje, entre otros mencionamos; pulgas, garrapatas, chinches, vinchucas, piojillos, piojos, ácaros y todos ellos pueden causar serias alergias al ser humano.

Existen casos documentados en clínicas en que usualmente los doctores se ven enfrentados a cuadros clínicos que inducen a creer que se trata de una enfermedad en especial en función de los síntomas, sin embargo, al atacarla con los métodos tradicionales se puede comprobar que no evoluciona de forma favorable, por lo que ante este tipo de casos es prudente indicar o preguntar si se está expuesto a excrementos de palomas.

Algunas enfermedades transmitidas por palomas al ser humano:

Histoplasmosis: Enfermedad respiratoria que proviene del crecimiento de hongos en los excrementos de las palomas, en los seres humanos se presenta como una enfermedad asintomática, o bien podría manifestarse por severo daño pulmonar acompañado de escalofríos, fiebre, toz, dolor de pecho, etc.

Clamidiosis: Bacteria causante de una enfermedad llamada Ornitosis la cual se transmite al hombre por respirar polvo (excrementos) en suspensión de aves que portan esta bacteria.

Salmonelosis: Enfermedad asociada a alimentos contaminados, en nuestro caso por excrementos de palomas que pueden ser transportados por medio del aire y equipos de aire acondicionado a lugares de preparación de alimentos.

Colibacilosis: Enfermedad causada por un germen llamado eschequiria colis, la cual es una bacteria que se encuentra en el intestino de los animales y del hombre, provoca fiebre, diarrea y pequeñas hemorragias en la piel.

Crytococosis: Enfermedad causada por un fermento que se encuentra en el intestino de las palomas, se transmite por inhalación de levaduras similares a los hongos. Los humanos se contagian por los nidos de las palomas lugar donde se excretan los agentes infecciosos, puede manifestarse por una meningitis o meningo encefalitis comenzando por toz, fiebre, dolor de cabeza, etc.

Encefalitis de San Luis: Consiste en la inflamación del sistema nervioso que causa somnolencia, dolor de cabeza y fiebre, además puede provocar parálisis, coma y finalmente la muerte. Esta enfermedad ataca a la gente de cualquier edad pero es especialmente fatal en personas mayores de 50 años quienes se ven afectadas por el ataque de mosquitos que previamente se han alimentado de palomas que portan el virus.

Alveolitis alérgica: También llamada enfermedad “del pulmón de la paloma”, puede presentarse abruptamente o en forma paulatina provocando una inflamación del pulmón (alveolitis), determinado por una reacción de hipersensibilidad a las plumas o polvo fecal, se manifiesta por toz persistente que a lo largo del tiempo va generando alteraciones en el pulmón, pudiendo llegar a un daño irreversible.

Neumoencefalitis: Consiste en una conjuntivitis, congestión, lagrimeo, dolor, etc, de los tejidos subconjuntivales.

Tripanosomiasis: Los nidos de las palomas son refugio habitual de las vinchucas, insecto que transmite el mal de chagas, por lo que la presencia de aves favorece la transmisión de la enfermedad.

Tuberculosis: Es una enfermedad contagiosa causada por mycobacterium avium. La infección compleja es frecuente en pacientes con sida.